¿Cuáles son nuestros

valores fundamentales?

  1. La Relación con Dios: Amamos a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente, y con todas nuestras fuerzas. El es la prioridad de nuestro amor, obediencia y adoración, sobre todas las cosas; si nos quitan a Dios, nos quitan la vida misma. Lucas 10:27

  2. La Palabra de Dios: Cada declaración, cada palabra y cada mandamiento escrito en la Biblia, es ley para nosotros y nos comprometemos a ponerla por obra. 2 Timoteo 3:16 

  3. Pasión por el Progreso: Un corazón enseñable es aquel que demuestra humildad y disposición. Por eso para nosotros, impulsar un crecimiento constante; madurando, progresando, yendo a otros niveles de fe, visión, gloria y bendición y educación. 3 Juan 1:1- 2

  4. Congregarnos: No es igual conectarse que congregarse. Hay bendiciones de Dios dadas para los que se congregan. En la casa de Dios estamos protegidos, hay bendición y vida eterna. Un creyente que a menudo falta de congregarse es un mal ejemplo para la congregación. Hebreos 10:25

  5. El Carácter de Cristo: La meta de todo hombre y mujer en esta tierra, es cada día formar más el carácter de Jesús en su vida. Es decir, ser lleno de bondad, integridad, humildad, temor de Dios, santidad, madurez, fidelidad y lealtad, tal como El lo fue. Romanos 8:29

  6. La Familia: Creemos en la familia como un fundamento principal en el reino de Dios. Y el matrimonio entre un hombre y una mujer solamente. Génesis 1:27

  7. Misión Global: Creemos que todos, en cada nación, merecen la oportunidad de escuchar el Evangelio. Jesús dio todo lo que tenía para alcanzar a los perdidos, y dijo que no hay mayor amor que este. Marcos 16:15-16

  8. Un Corazón Servidor: Valorizamos un corazón servidor que sirve tanto en equipo como individualmente que mantiene sus ojos para ver las necesidades del projimo. La persona que le sirve al Señor y con una actitud gozosa es un tesoro en las manos de Dios. Efesios 6:6-8

  9. Oración Intercesora: La Oración es hablar con Dios el Padre, y nos ayuda a conquistar el corazón de Dios acercándonos más a Él para conocerle mejor. Santiago 5:16; Efesios 6:18-19